¿Cuánto ahorras realmente al cambiar a un vehículo eléctrico?

“Bien, yo tengo un auto eléctrico y tengo un crédito de impuestos federales de hasta 7,500$ y un descuento del Estado de California de hasta 2,500$. Además, solía gastarme unos 125$ al mes en gasolina, pero mi factura eléctrica sólo ha subido unos 25$ mensuales. Así que me ahorro otros 1,200$ al año en gasolina. Además, no tengo que cambiar el aceite y hago muchos menos viajes de servicio al concesionario. Así también ahorras un montón.”

¿Qué sentiste al cambiar de un coche de gasolina a uno eléctrico?

“Los coches eléctricos son muy parecidos a los normales, pero son muy silenciosos, aceleran mucho más rápido y los puedes enchufar por la noche al llegar a casa. Además, obviamente, no necesitas parar para reabastecer de gasolina.”

¿Es difícil encontrar puntos de recarga en la carretera?

“Cada vez hay más puntos de recarga en todos los sitios. Una vez que eliges un coche eléctrico, empiezas a descubrirlos en la zona del trabajo, donde compras, junto a los hoteles y centros comerciales habituales y en las rutas que sueles recorrer. Y si vas a hacer un viaje largo por carretera, siempre puedes consultar uno de los mapas de puntos de recarga.”

¿Por qué es importante utilizar un vehículo eléctrico para ti?

“Soy una madre ocupada y la comodidad es importante para mí. Recargo mi coche eléctrico mientras duermo o al ir de compras y no necesito pararme en la gasolinera. Me permite pasar más tiempo con mi familia y también me hace sentir mejor porque mis hijos respiran un aire más limpio.”

¿Cómo es conducir y recargar tu coche eléctrico de célula de combustible?

“La energía del hidrógeno me ofrece la autonomía, el rendimiento y la tecnología que necesito, y el hidrógeno que le pongo a la célula de combustible de mi auto se fabrica en los Estados Unidos. Me gusta estar a la última en tecnología.”